inmigracion Andorra residencia pasiva

Inmigración en Andorra: Andorra permite la residencia en el país

Andorra sigue apostando por la inversión extranjera y por la llegada de nuevos residentes, es decir, continúa potenciando la inmigración de nuevos residentes. La calidad de vida, el entorno natural y saludable, los sistemas educativos de primer nivel y el sistema sanitario contribuyen decisivamente, junto con el alto índice de seguridad ciudadana y personal. Sin olvidar un marco fiscal competitivo.

De acuerdo con el Decreto publicado el 17 de febrero de 2016, Andorra aplica la nueva cuota de autorizaciones de inmigración de residencia, conocida como permiso de residencia pasiva. El anterior Decreto de Reglamento de cuota general de las autorizaciones de inmigración de residencia sin trabajo o pasiva databa de 20 de noviembre de 2013 y ha quedado derogada.

La nueva cuota total de permisos de inmigración de residencia sin trabajo que se habilita es de 600 personas, quedando asignados de la siguiente forma:

  • Se habilitan 490 permisos de residencia sin actividad lucrativa. Este tipo de permiso permite vivir en Andorra más de 90 días y es adecuado para aquellos que quieren residir en el país sin ejercer ninguna profesión ni actividad económica.
  • Se habilitan 30 autorizaciones de residencia para profesionales con proyección internacional que son los que, a pesar de residir en el país, desarrollan un mínimo del 85% de su actividad profesional fuera de Andorra.
  • Se reservan 50 permisos a personas de reconocido talento deportivo, cultural o científico que quieran domiciliar su residencia en Andorra.
  • Finalmente se han previsto 30 permisos de residencia para ingreso en centros geriátricos privados o por ingreso en centros privados de cuidados médicos o terapéuticos.

Es importante destacar que las autorizaciones de inmigración de residencia se conceden por riguroso orden de inscripción de acuerdo con la fecha de entrada de las solicitudes. Tienen prioridad para obtener el permiso de residencia sin trabajolos ciudadanos españoles, franceses y portugueses, ya que sus Estados han firmado y ratificado un convenio con Andorra en el ámbito de la movilidad de sus residentes. Los ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo siguen en el orden de prioridad. Finalmente, podrán optar al permiso de residencia sin trabajolos ciudadanos del resto de países del mundo.