El aeropuerto Andorra-La Seu obtiene la certificación de GPS para poder operar

El aeropuerto Andorra-La Seu obtiene la certificación de GPS para poder operar

El GPS del aeropuerto Andorra-La Seu ya es una realidad. Recientemente el Gobierno español ha anunciado la instalación del dispositivo que permitirá los aterrizajes de vuelos comerciales en el aeropuerto del Alt Urgell. Este es el primer aeropuerto en todo el territorio español que dispone de esta tecnología.

La noticia, que llega en un momento de incertidumbre global y con la mayoría de países del mundo luchando contra la Covid-19, es un hilo de esperanza para la recuperación económica del país. Andorra, como el resto de estados vecinos, vive una situación delicada, con los desplazamientos restringidos y la economía en suspenso.

Con todo, una vez se levanten las restricciones, el aeropuerto pasará a ser un incentivo más para la reanudación de la actividad económica y en especial para el turismo, un sector clave para el país. Además, los expertos en este ámbito prevén que a partir de ahora se valorarán aquellos lugares que hayan gestionado adecuadamente la crisis y hayan trabajado muy bien las medidas de seguridad. En este sentido y según un estudio de la Universidad de Singapur (SUTD Data-Driven Innovation Lab), Andorra apunta a ser uno de los países de Europa que antes acabe con la pandemia, en concreto el 1 de junio, dos meses antes que España. También se valorarán destinos poco masificados, alejados de las grandes ciudades y en contacto con la naturaleza. Estas son características que pueden jugar a favor de Andorra como destino turístico y pueden, al mismo tiempo, beneficiar el tráfico del aeropuerto Andorra-La Seu.

En este sentido, el ministro portavoz, Eric Jover, ha afirmado que el Gobierno prevé "utilizar la infraestructura para potenciar la llegada de turistas pero también las interacciones económicas". Y es que la instalación no sólo será una pieza clave para el sector del turismo, sino que también ayudará a impulsar otros sectores económicos atrayendo congresos internacionales así como grandes eventos deportivos o culturales.

Tanto es así que el Gobierno ha manifestado la voluntad de tener más poder de decisión en la gestión del aeropuerto. En este sentido, el ministro de economía y empresa, Jordi Gallardo se ha comprometido a revisar el convenio firmado con las autoridades catalanas respecto de la cogestión de la infraestructura que hasta ahora era de gestión y acompañamiento.

La obtención de la certificación del GPS permitirá que vuelos con capacidad entre 20 y 70 pasajeros aterricen provenientes de Madrid y Palma de Mallorca en una hora; París, Lisboa, Roma y Milán en dos horas; y Londres, Amsterdam y Frankfurt en 3 horas.

Así, una vez que la situación sanitaria permita un retorno a la normalidad, el aeropuerto será una pieza clave para la recuperación económica del Principado y permitirá acercar Andorra al mundo.


 

Déjanos vuestros comentarios