CÓMO FUNCIONAN LAS COTIZACIONES DE LA SEGURIDAD SOCIAL DE ANDORRA?

CÓMO FUNCIONAN LAS COTIZACIONES DE LA SEGURIDAD SOCIAL DE ANDORRA?

La pregunta sobre cómo funciona el sistema de la Seguridad Social en cada país es un tema recurrente para asalariados, autónomos y empresarios de cualquier sector y lugar. Además de generar muchas dudas, es una cuestión que suele variar en función de las diferentes leyes y decretos que se formulen cada año en torno a la fiscalidad de cada nación.

La verdad es que cualquier país que disfrute de este sistema exige a trabajadores y empresarios una cotización para poder disfrutar de las ventajas asociadas al mismo, como pueden ser una pensión de jubilación, una baja laboral por enfermedad, una prestación por desempleo ...

En el caso de Andorra, la Caja Andorrana de Seguridad Social (CASS) es el organismo que administra el régimen andorrano de Seguridad Social, creado en 1966. Es una entidad parapública y tiene la misión de asegurar la gestión administrativa, técnica y financiera del sistema andorrano de la seguridad social, bajo el control del Gobierno. Un sistema que, actualmente, se estructura en dos ramas: rama general y rama jubilación.

Cotizaciones a la seguridad social como trabajador por cuenta ajena

En el caso de un asalariado por cuenta ajena , la ley andorrana establece que el porcentaje que la CASS debe recaudar del salario bruto mensual sea del 22%, una cifra repartida entre trabajador y empresario.

Los trabajadores deben destinar un 6,5% de su salario bruto mensual a las arcas de la CASS distribuidos en un 3% a la rama general y un 3,5% en la rama de jubilación; mientras que, en el caso de la compañía, ésta aporta el 15,5% (7% y 8,5% para la rama general y de jubilación, respectivamente).

Cabe destacar que es la empresa la que se encarga de abonar mensualmente las cantidades directamente a la CASS, y que algunas compañías deciden asumir un mayor porcentaje para así liberar en parte a sus trabajadores.

Cotizaciones a la seguridad social como trabajador autónomo

Todo tejido empresarial goza de una parte que se denominan trabajadores autónomos, que son aquellas personas físicas que realicen de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción a un contrato de trabajo aunque utilice el servicio remunerado de otras personas.

Al ser considerados trabajadores están sujetos al régimen de la Seguridad Social, pero la diferencia es que están obligados a tener un sistema propio en el que todas las cotizaciones corren por su cuenta. En el caso de Andorra hay que destacar que es la misma CASS la que decide quién puede ostentar esta condición y quién no .

Por otra parte, la base mínima de cotización para un autónomo es de 2041.35 euros según establece la ley, mientras que el porcentaje que debe destinar a la CASS es el mismo que en el caso de un trabajador por cuenta ajena , el 22% de su salario bruto mensual .

Asimismo, ha de destinar un 10% para la rama general y un 12% para la jubilación del trabajador autónomo. Sin embargo, hay que señalar que aquellos autónomos que cumplan ciertos requisitos especificados por la misma CASS podrán acogerse a reducciones y pagar menos mensualmente.

Si necesitas recibir asesoramiento personalizado o tienes cualquier duda sobre el sistema de cotizaciones no dudes en contactar con el equipo de asesores fiscales de IS21 sin ningún compromiso . Estaremos encantados de ayuda-te!


Déjanos vuestros comentarios