Convenio fiscal multilateral Andorra OCDE medidas BEPS

Andorra firma el convenio fiscal multilateral de la OCDE para aplicar las medidas BEPS

El ministro de Finanzas de Andorra, Jordi Cinca, fue el representante y el encargado de firmar, la semana pasada, el Convenio multilateral de la OCDE de aplicación de las medidas relativas a los convenios fiscales para prevenir la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios (BEPS, por sus siglas en inglés) por parte de las empresas multinacionales.

El acuerdo, que se firmó en la sede de la OCDE en París y fue suscrito por 67 altos cargos de diferentes países, actualiza también la red existente de convenios fiscales bilaterales y fortalece las disposiciones encaminadas a resolver las controversias que pueden surgir respecto a la interpretación de los tratados.

El caso concreto del Principado de Andorra

El gobierno andorrano aprobó el pasado 24 de mayo la firma de adhesión a este convenio, que transpone la normativa internacional de más de 2.000 tratados a escala mundial. Andorra ha participado activamente en el marco inclusivo del tratado para poner en marcha todas las medidas dentro de su legislación y los convenios de los que forma parte.

Paralelamente, el mes de noviembre pasado, el Principado de Andorra se sumó a la adopción de un instrumento multilateral para mejorar el sistema fiscal internacional . El documento permitió poner en marcha una serie de medidas para aliviar las reglas fiscales internacionales.

El contenido del Convenio

La elaboración del nuevo acuerdo es resultado de las negociaciones entre más de 100 países y jurisdicciones , tras el encargo de los Ministros de Finanzas y los gobernadores de los Bancos Centrales del G20, durante una reunión celebrada a principios de 2015.

De este modo, el contenido del acuerdo ofrece a los gobiernos medidas e instrumentos concretos para contrarrestar algunas prácticas consideradas perjudiciales y perniciosas por parte de las multinacionales en el contexto internacional actual.

Según Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE, este nuevo acuerdo marca un antes y un después en la historia de los convenios fiscales y ofrece una mayor seguridad a las empresas y garantiza un mejor funcionamiento del sistema tributario internacional.